¿Qué tratan de explicar las teorías de la conspiración la irrupción del SARS-COV2?

¿Cómo se comporta la conspiración ante el acontecimiento singular de la pandemia?

¿Cómo reacciona la conspiración ante lo sorpresivo y lo abrupto?

 

Tras la emergencia acaecida a raíz de la propagación del nuevo coronavirus (SARS-COV2) han proliferado múltiples teorías de la conspiración que tratan de dar explicación a diversos aspectos de esta emergencia: desde la motivación oculta que hay en la propia propagación, hasta las consecuencias que padecerán nuestras sociedades para garantizar el control de la pandemia.
En líneas generales, cualquier teoría de la conspiración trata de dar una explicación detallada a todo aquello que la propia teoría considera no del todo claro o transparente. En el caso del nuevo coronavirus, el carácter abrupto de su aparición y las consecuencias difíciles de predecir que esto conlleva, generan un caldo de cultivo propicio para el desarrollo de teorías conspirativas de diferente índole.
El intento por dar una explicación que no deje ningún detalle en el reino de lo imprevisto, la casualidad o lo azaroso, puede ser interpretado como una consecuencia última de una tradición que intenta “rellenar” los huecos de sentido: una tradición que vive de espaldas al límite y que se somete a la prédica de un todo es posible, es decir, una tradición inmersa en la ilimitación.
En este seminario se abordarán algunos ejemplos de teorías conspirativas relacionadas con el SARS-COV2, para mostrar a qué tratan de dar respuesta y comprender su pujanza en medio de una emergencia que no es tan solo sanitaria sino, también, económica, social y política.

 

Objetivo

El objetivo principal de este curso es proporcionar herramientas que permitan pensar y comprender la conspiración como una forma de intentar rellenar el hueco de sentido que supone la aparición abrupta de lo sorpresivo, de aquello que se escapa a nuestro control, de lo no-lineal, de lo que escapa a la lógica del progreso constante y perpetuo.

 

Programa

1) Introducción: las diferentes conspiraciones del SARS-COV2 y la COVID19.
Dedicaremos esta primera semana a conocer de primera mano algunas de las teorías de la conspiración más populares en relación al SARS-COV2 para empezar a vislumbrar que tienen en común y a que intentan dar respuesta.

 

2) La Historia es una línea recta. Una aproximación a una noción de progreso desde la perspectiva del tiempo lineal.
La concepción lineal del tiempo supone las ideas de un principio (Génesis) y un final (Apocalipsis). Derivada de esta linealidad es una noción de progreso en la que la Historia se convierte en un aprendizaje constante que se va superando, etapa por etapa. La maximización extrema de esta noción de progreso ha acarreado una serie de prejuicios epistemológicos e incluso lógicos: cualquier límite es tan solo una mera limitación transitoria.

 

3) Ejemplos actuales de la ideología de la ilimitación: el transhumanismo y la muerte.
El transhumanismo es una ideología científica que ha crecido enormemente en los últimos años. A pesar de que hay posicionamientos muy diferentes dentro de este gran movimiento, entre sus directrices comunes podemos encontrar cierta convergencia/disolución entre el ser humano y la tecnología. Por otra parte, entre algunos de los posicionamientos más extremos se halla el considerar la muerte como un problema a solucionar (es decir, como un problema que aún no hemos resuelto, pero que tiene solución). Acercarse al transhumanismo es una buena forma de comprender el trasfondo de una cultura basada en la ilimitación y en la necesidad de rellenar cualquier brecha.

 

4) Nociones de la repetición. Lo que se repite no es nunca exactamente lo mismo.
Algunas concepciones cíclicas del tiempo presentan, aunque pueda resultar paradójico, una mayor facilidad para poder comprender los acontecimientos singulares que las concepciones lineales. Esto se debe a que, al carecer de una noción efectiva de progreso lineal, los acontecimientos no deben ser reintegrados en un plan que pueda ser leído de forma total y sin fisuras. Se genera un espacio para lo abrupto: que no tiene por qué ser la novedad, sino la sorpresa. Lo sorpresivo puede llegar a significar un reinicio del mundo: el mundo se adapta a la sorpresa y no la sorpresa al mundo.

 

5) La sorpresa de lo singular.
A pesar de nuestros esfuerzos por reducir el mundo a una estadística, de vez en cuando aparecen acontecimientos que rompen con la linealidad. La emergencia de un nuevo virus era esperable desde hace tiempo: nuestra relación con los ecosistemas, nuestra forma de procesar los alimentos cárnicos, las aglomeraciones y la superpoblación mundial, etc., indicaban que las enfermedades zoogenéticas se irían tornando cada vez más frecuentes en los humanos. Sin embargo, esto no resta fuerza a la singularidad del evento del SARS-COV2: el momento justo de su aparición, su forma de propagación, su tasa de letalidad, etc. forman parte de un margen en el que opera lo sorpresivo. Lo singular nos sorprende porque no tiene un esquema en el que se refleje de forma completa y total.

 

6) Conclusiones: la conspiración pandémica y lo abrupto.
La teoría de la conspiración relativa al SARS-COV2 trata de resolver lo abrupto, negando la posibilidad de lo sorpresivo y reforzando un discurso de la ilimitación. Cabe revisar las conspiraciones a la luz de un nuevo enfoque sobre lo abrupto.

Bibliografía:

Agamben, G., Badiou, A., Butler, J., Gabriel, M., Nancy, J.L., Preciado, P.B., …. Žižek, S. (2020). Sopa de Wuhan. Editorial ASPO.
Diéguez, Antonio (2017). Transhumanismo. La búsqueda tecnológica del mejoramiento humano: La búsqueda tecnológica del mejoramiento humano. Barcelona: Herder Editorial.
Eliade, Mircea (1972). El mito del eterno retorno. Arquetipos y repetición. Madrid: Alianza Editorial. (Obra original publicada en 1951).
Haraway, Donna J. (1991). Ciencia, cyborgs y mujeres. La reinvención de la naturaleza. Madrid: Cátedra. (Obra original publicada en 1991).
Kierkegaard, Sören (2009). La repetición. Madrid: Alianza Editorial. (Obra original publicada en 1843).
Nietzsche, Friedrich (1997). Así habló Zaratustra. Madrid: Alianza Editorial. (Obra original publicada en 1883).
Nietzsche, Friedrich (2018). De la utilidad y los inconvenientes de la historia para la vida. Segunda consideración intempestiva. Madrid: Editorial Tecnos. (Obra original publicada en 1873).
Puleo, Alicia (2011). Ecofeminismo: para otro mundo posible. Madrid: Cátedra.
Žižek, Slavoj (2006). Visión de paralaje (Marcos Mayer, trad.). Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. (Obra original publicada en 2006).
Zupančič, Alenka (2003). The shortest shadow: Nietzsche’s philosophy of the two. Cambridge: MIT Press.
Zupančič, Alenka (2012a). Sobre la comedia. Un extraño en casa… Ciudad de México: Paradiso Editores. (Obra original publicada en 2008).

 

Usualmente lo extraño circula discretamente bajo nuestras calles.
Pero basta una crisis
para que, de todas partes, como desbordado de su cauce
por el caudal subterráneo, levante las tapas que mantenían cerradas las alcantarillas
e invada los sótanos,
y luego las ciudades.
Nos sentimos sorprendidos
cada vez que lo nocturno se abre brutalmente a la luz del día.
Y, sin embargo,
ello revela la existencia de lo que está abajo,
una resistencia
interna
que nunca se debilita.
Esta fuerza
al acecho
se filtra en las tensiones de la sociedad a la que amenaza.
De repente, las agudiza,
sigue utilizando los mismos medios y recorriendo los mismos trayectos, pero al servicio de una
“inquietud” 
inesperada,
que viene de más lejos;
rompe 
las barreras;
desborda 
las canalizaciones sociales;
se abre caminos que dejarán, una vez que haya pasado y cuando la marea se haya retirado,
otro paisaje 
y un orden diferente.
¿Es una invasión
o la repetición
de un pasado? 
El historiador nunca sabe 
cómo contestar, 
ya que renacen mitologías 
que dan expresión a ese desarrollo de lo extraño, 
como si dicha expresión estuviera preparada
para este súbito crecimiento.
Estos lenguajes de la inquietud social
parecen también negar los límites de un presente
y las condiciones reales de su futuro. 
Así como las cicatrices dan a las nuevas enfermedades el mismo lugar que tenían en las anteriores,
muestran por adelantado sus signos y su localización
en una huida (¿o en un regreso?)
del tiempo.
De ahí viene ese carácter
inmemorial
que se asocia a las irregularidades de la historia,
como si éstas volvieran a un inicio
sin pasado,
el fondo oscuro
de una inseguridad,
una “singularidad”
latente,
descubierta en la continua multiplicidad
de los acontecimientos. 
Pero, ¿qué valor tiene esta impresión
que permite que los hechos vuelvan tan rápidamente 
a una neutralidad intemporal?
¿Podemos tan fácilmente expulsar el pánico 
de la historia,
para ver en ello su exterior,
su parte inferior,
o su 
ley?


Michel de Certeau, 
La posesión de Loudun (1970).
[Trad. Marcela Carolina Cinta Vázquez, Universidad Iberoamericana, México, 2012, p. 15]